La alegría y la felicidad de la Navidad | Detalles de boda

La alegría y la felicidad de la Navidad en Dulce Diseño. Detalles de boda

Navidad en Dulce Diseño

Se acerca ineludiblemente y a toda prisa la Navidad en Dulce Diseño, por esto nuestras tiendas, a un mes justo para el día de Navidad, ya están preparadas para repartir felicidad y alegría. Árboles de Navidad, muñecos de nieve, renos, Papa Noel, los Reyes Magos… Todos estos icónicos personajes ya han invadido nuestros escaparates y estantes, así como llenas tenemos ya todas las cajas para golosinas y chocolates navideños. El espíritu navideño se ha apoderado de todas nuestras tiendas, y esperamos poderlo compartir contigo esta Navidad en Dulce Diseño.

Y para reavivar y animar un poco más este espíritu navideño que nos invade, vamos a repasar de donde proviene la leyenda de Santa Claus. Muchos pensaréis que Santa Claus es un simpático abuelo con una poblada barba blanca, que viste de rojo, que vive en el Polo Norte y que reparte regalos a los niños montado en un trineo volador tirado por renos, pues así es como se lo conoce actualmente. Pero la historia de este mitológico personaje tiene sus orígenes en la figura de un sacerdote llamado Nicolás de Bari (S. IV d.C.), nativo de Licia, actual Turquía. La contextura física de Nicolás era muy diferente a la que hoy asociamos a Santa Claus, sin embargo fueron conservados dos rasgos importantes de su personalidad: el amor por los niños y su gran generosidad. La imagen que tenemos ahora de Santa Claus empezó a modularse en 1809, cuando el escritor Washington Irving, escribió una sátira, Historia de Nueva York, en la que deformó al santo holandés, Sinterklaas, a la pronunciación inglesa Santa Claus. Más tarde, en 1823, el escritor inglés Clement Moore escribió el poema Una visita de San Nicolás, imaginando que Papá Noel surcaba los cielos en un trineo llevado por renos. Posteriormente, hacia 1863, adquirió la actual fisonomía de gordo, barbudo y bonachón gracias al dibujante alemán Thomas Nast, quien diseñó este personaje para sus tiras navideñas. Y la actual vestimenta se la debemos a la marca de refrescos Coca-Cola, que en  1931, encargó al pintor Habdon Sundblom que dibujara un Papá Noel humanizado y cuya imagen fuera más cercana a las personas para su campaña navideña. Así surgió finalmente el Papá Noel vestido de rojo, con cinturón y botas negras que todos conocemos hoy en día.

Cualquiera que sea la historia que lo trae por nuestros hogares, lo único que realmente deseamos es que no falte en ninguna casa y que siga repartiendo regalos e ilusión por todo el mundo.

¡FELIZ NAVIDAD!

Leave a Reply

  

  

  

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies